50s & 60s R'n'R / R&B / Soul Music! || *** Próxima fecha: sábado, 19 de octubre! / Next date: Saturday, October 19th! ***

Síguenos por mail

sábado, 18 de febrero de 2012

''5'' Royales



Nacen como grupo a comienzos de la década de los 40 orientando sus primeros pasos, como tantos otros, hacia al gospel y bajo el nombre de The Royal Sons (los miembros originales fueron los hermanos Pauling -Lowman, Clarence y Curtis-, Johnny Tanner, William Samuels -sustituido al servir al Ejército por Johnny Holmes, quien abandonó el combo al poco tiempo debido a su fuerte unión con la múisica religiosa-, y Otto Jeffries; pasaron también por el grupo Jimmy Moore, Obadiah Carter, Otto Jeffries y Eugene Tanner, hermano de Johnny). Se trataba de un combo que giraba con cierto éxito por las dos Carolinas y que ya despertaba cierto interés dentro del negocio de la música. Este reconocimiento, ya no tan local, les llevó a firmar con una casa como Apollo y a empezar a grabar a comienzos de los 50 en visitas esporádicas a Nueva York. Ya en 1952, cambian su nombre a ''5'' Royales tras haber firmado una sola grabación como The Royals a secas, siendo ésta ''Too Much Of A Little Bit'' (parece que tanto les importaba la repercusión que tendría en su comunidad un corte secular que decidieron modificar su nombre para esta referencia).


Remarcaron el cinco para diferenciarse de otros dos grupos que adoptaron y grabaron bajo el mismo nombre, aunque cabe decir que un año antes (The Royals, de Okeh Records -banda de la que no hay muchas referencias; tan sólo un sencillo editado- y The Royals de Federal, liderado por Hank Ballard -grupo que finalmente decidió no volver a utilizar más el nombre y que pasó a The Midnighters-) y ya entraron como tal a los estudios de Beltone en agosto del mismo año. Afincados definitivamente en Nueva York y con una separación cada vez más marcada con la música gospel, el giro en su carrera hacia otros sonidos ya era inevitable. Ayudados por un fallido corte gospeliano (paradojas de la vida) nuevamente bajo el nombre de The Royal Sons -"Come Over Here''-, en octubre del 52, decidieron olvidarse definitivamente de sus orígenes y enfocar su carrera hacia la música secular (salvo algunas escapaditas a casa y darle de nuevo al gospel en familia por puro placer) como los definitivos ''5'' Royales. Rápidamente, las cabezas pensantes de Apollo les hicieron volver al trabajo, puesto que sabían que el conjunto podría darles grandes resultados (la prensa ya se había hecho eco de sus grabaciones), y les hicieron debutar incluso en el teatro Apollo . 

Iban dejando grabaciones como "You Know I Know", "Baby Don't Do It" (la historia de esta canción es curiosa, ya que supuso el primer roce entre Apollo y King por los derechos sobre una propiedad al ser contestado Johnny Tanner por Annisteen Allen un año más tarde con ''Baby, I'm Doing It''; contestación que se materializa en una canción idéntica, pero con un significado, como se puede suponer, completamente distinto al de la original), "Laundromat Blues" y, por ejemplo, "Six O'Clock In The Morning", sencillo del 54 y que se convertiría en el último de la etapa en Apollo.

 Llegado este año, el tirón del combo comenzaba a flaquear, puesto que el mercado demandaba solistas y no grupos vocales. Carl LeBow, el manager de la banda, dejó Apollo para unirse a DeLuxe Records, una filial de King, un año antes, en 1953. Bajo su responsabilidad y siguiendo sus pasos, grabaron hasta cuatro cortes para editar un primer sencillo bajo la firma de King. Se dio una curiosa circunstancia: dos discos de una misma banda, lanzados al mercado con sólo un mes de diferencia y compitiendo entre sí ("I'm Gonna Run It Down" en King y "What's That" en Apollo). Esta situación desembocó en el litigio entre ambas casas para que se reconocieran los derechos sobre el grupo (que se presume que ganó King). A partir de este momento, se sucedieron las visitas a los estudios de grabación ("Monkey Hips And Rice", "One Mistake" y "Every Dog Has His Day" fueron los siguientes lanzamientos) y se iban alternando con giras para promocionar a la banda. Sin embargo, y a pesar de pretender reciclar el estilo del grupo según las exigencias del mercado (ahí quedan discos como "Think" y "Do The Cha Cha Cherry", por ejemplo), tras el año 1957 la repercusión de sus grabaciones en King dejó de ser la que acostumbraba y el efecto del grupo comenzó a desvanecerse. 


Los días en King tocaban a su fin, llegando así a 1960, año en el que se desvincularon de este monstruo discográfico tras un penoso conflicto al comprobar como su ''Think'' había sido cedido a James Brown para versionarlo bajo Federal, otra subsidiaria de King. Esta ruptura no afectó sólo al contrato, ya que Lowman Pauling, el que venía siendo el principal compositor del combo, decidió permancer en King/Federal como El Pauling. Llegó el momento de buscarse nueva discográfica y llamaron a las puertas de Rubin Cherry. Se trataba de un personaje importantísimo en la Memphis de los años 50, ya que regentaba una tienda de discos que nutrió a muchísimas figuras de la escena local (entre ellos, un imberbe Elvis Presley): Home of The Blues. Poquísimo tiempo antes había lanzado el homínimo sello, un oscuro catálogo de referencias de tan sólo tres años. Damos gracias a este cambio, a pesar de que los tiempos de gloria ya parecían lejanos y suponía el comienzo del fin para el grupo, puesto que dejaron dos grabaciones excepcionales: ''They Don't Know'' y la exquisita ''Catch That Teardrop'', una canción redonda de principio a fin. Algunas de estas ediciones fueron cedidas a Veejay o a ABC para ser reeditadas.


El grupo siguió en activo hasta mitad de los 60, momento en el que se decidió su disolución. Quedaban atrás más de veinte años de sesiones, grabaciones, giras y conciertos. Un grupo básico y que se dice que sirvió de influencia a jóvenes promesas que compartieron vida y estudios con ellos. Jóvenes promesas que, según el caso, llegaron a convertirse en leyendas que fueron mucho más allá de lo que ellos pudieron hacer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario